Mingako Nº4, Dossier Fuego

portada

A pocos días de la llegada del invierno en el hemisferio sur, aparece nuevamente la Revista Mingako con un numero dedicado al fuego en todos sus aspectos.

Este numero surge debido a la contingencia respecto a la reflexión que nos llevaron a hacer los incendios forestales en el sur de la región chilena, pero sin quedarnos solo en ese aspecto, ampliamos nuestros análisis a aspectos mas amplios de como el fuego es muchas veces un gran aliado y otras un fuerte enemigo.

Esperamos disfruten leyendo y difundiendo este numero, tanto como nosotros y nosotras disfrutamos pensándolo, soñándolo y haciéndolo.

Estos son los contenidos!!

indice

Y para descargar y compartir en formato web

mingako04_web

Y si quieres imprimirla y difundirla en papel estos son los formatos

mingako04 (1)

mingako04_portadas

Ahora el llamado es a seguir aportando desde nuestras trincheras, en nuestras luchas y las de nuestr@s compañer@s
Con mucho cariño!
Mingako
Por la tierra y la libertad!

Anuncios

Mingako n°3, Equinoccio 2016

sin-titulo

Amigas, amigos, cómplices.

Junto con la llegada de la Primavera tenemos la felicidad de anunciar el arribo del tercer número de la revista Mingako, por la tierra y la libertad. En esta edición buscamos acercarnos al conocimiento del suelo y la geografía, al tiempo que seguimos profundizando en el análisis del plan IIRSA, esa nefasta estrategia de unión entre los Estados de América Latina para saquear nuestros territorios y nuestras gentes. Esperamos,como siempre, seguir sumando un poco de conocimiento y fuerza en esta gran lucha por la reconquista de nuestras vidas y la liberación de la Tierra. Salud y Libertad!

Revista Mingako.

proyecto.mingako@gmail.com Sigue leyendo

A propósito de la catástrofe de las salmoneras y la devastación marítima en el sur

Una mirada anárquica y de propaganda frente a su desquiciada maquina  muerte

 

“Los ecosistemas mutarán radical y velozmente gracias a la estupidez humana expresa en las cubetas de la manipulación genética. Una vez que un agente o un gen nuevo es lanzado a un ecosistema no se puede recuperar: mutará el ecosistema. El número de variables a considerar es infinito, imposible de predecir, imposible de regular, y no hay vuelta atrás: una vez modificado un ecosistema la modificación hecha no puede ser borrada. Un error mata a cientos de especies, muta a otras tantas… y el ser humano no vive fuera del ecosistema.”    Manifiesto Anticivilización

“Las ultimas catástrofes no fueron causadas por la “naturaleza”, fueron causadas por la configuración capitalista del espacio afectado”   8 tesis críticas sobre las últimas  catástrofes en Chile Sigue leyendo

Un camino fuera de la Ley.

                     cropped-actividad-maleza-color1.jpg

               Nos acostumbran a respetar las leyes como si fueran la más legítima expresión de la verdad y la razón. Y aunque sabemos que muchas veces las burlamos de algún modo, ya sea por ignorancia, comodidad, libre elección o porque simplemente no quedan alternativas, se nos pide obedecerlas y generalmente – a la buena o a la mala- acatamos. Cosa que paradójicamente no hacen quienes las dictaron y que casualmente son los mismos que nos someten día a día.
                  Se supone que las leyes nacieron para regular el evidente conflicto que surgiría de nuestras diversas ambiciones, para hacer posible la convivencia social y para detener el abuso de los fuertes. Si las hay malas o insuficientes, el asunto pasa por cambiarlas. Y si no se cumplen se debe dotar de mayores facultades a los entes persecutores. Por último, si necesitamos algo, una vivienda digna por ejemplo, aunque hubiésemos tomado un sitio sin uso y careciéramos de un techo, se nos llama a respetar la propiedad privada y los conductos regulares, instalar públicamente la demanda y conseguir el apoyo de la clase política hasta que un buen día la consigamos.
Hay quienes creen sinceramente que por esas rutas se pueden mejorar las actuales condiciones de vida. Otros señalan que no es excluyente combinar vías legales con espacios e iniciativas autónomas. Ambas opciones nos parecen legítimas. Pero no son las nuestras.
                 Nosotras entendemos que la legalidad, a pesar de sus posibles beneficios circunstanciales, es un peligro; desde sus orígenes hasta su ejecución. De partida nadie nos preguntó siquiera si estábamos dispuestas a regular nuestras vidas en función de una Constitución. Y si el contrato social jamás lo firmamos: ¿por qué habríamos de obedecer la Ley? Más aún cuando son creadas por dictadores o políticos que no elegimos, reflejan intereses que no son los nuestros y, por si esto fuera poco, se imponen a la fuerza.
               La Ley no garantiza el bien común. Amparados en sus códigos hoy pueden quitar la tierra a quienes han vivido siempre de ellas, acaparar aguas para grandes minas o fundos y condenar a la sequía a poblaciones enteras, llenarnos de pesticidas o encarcelar a una campesina por vender sus verduras en la ciudad sin autorización. A través de sus mecanismos se ha privatizado y mercantilizado todo, incluidos los elementos vitales para la vida. Lamentablemente, aunque simplemente eligiésemos ignorarlas sus tentáculos también nos alcanzarían. Leyes, por ejemplo, aumentan o reducen los recursos que nos reprimen directamente.
¿Vamos a esperar una legislación que proteja la tierra y nuestras vidas para ponernos en acción? Claro que no. Simplemente lo haremos, por necesidad y también por la sincera convicción de que nuestras acciones son legítimas, no obstante muchas veces son ilegales, pues una cosa no implica la otra.
                   Y lo legal tampoco es sinónimo de justicia. La justicia en manos del Estado está al servicio del poder de los ricos para proteger su orden y la propiedad privada. La legitimidad no reside en la Ley escrita, sino en la construcción diaria y práctica de lo que definimos por justo, mirándonos las caras, discutiendo, escuchando nuestras voces.
                Así las cosas, las leyes solo nos merecen desconfianza. Y lo mejor que podemos hacer es burlarlas, pero sin dejar de estudiarlas y combatirlas. Recurrir a ellas para solucionar nuestros problemas, más allá de algún beneficio inmediato cuya existencia no ignoramos, nos limita y muchas veces abre las puertas a la cooptación.
             Eso más o menos sentimos nosotros. Quizás nos equivoquemos. Pero al menos elegimos.
Deseamos fortalecernos en autonomía y solucionar ahora nuestros problemas en lugar de esperar a los políticos y sus leyes. Y si hemos de establecer formas de relacionarnos, seamos nosotras mismas quienes libremente las elijamos. Sin oprimir ni ser oprimidos.
               Lo anterior no implica excluirse de esfuerzos colectivos con amigos y amigas que confían en las leyes. Nuestras fuerzas son escasas y los enemigos de la vida son muy fuertes. Simplemente nos parece necesario aportar otras miradas. Separándonos cuando sea inevitable, encontrándonos cuando podamos. La crítica honesta y la mente abierta solo pueden potenciarnos mutuamente.
                                                                                                                                                     Por Manuel Sigue leyendo

Mehuín Sin Ducto (reportaje)

logo-nuevo-ductoMehuín Sin Ducto
(o Cómo enfrentar a un monstruo sin morir en el intento)

            ¿Cuánto pasa en veinte años? ¿Cuánto crece un árbol? ¿Cuántas olas golpean en la orilla? ¿Cuántas vidas nacen, crecen y mueren en veinte años? ¿Cuánto ha pasado en tu vida? Veinte años cumplirá la lucha contra la Celulosa Arauco en el territorio de Mehuín. Todo un pequeño pueblo costero ubicado en la provincia de Valdivia se levantó contra el monstruo devorador del conocido multimillonario Anacleto Angelini y compañía, que contempla entre sus actividades la explotación forestal, la producción de madera y la fabricación de pulpa de celulosa.
Llegaron el año 1996 al Lafkenmapu[ En mapuzungun Lafken: mar, Mapu: tierra. ] con la intención fija de depositar los desechos de su planta de producción ubicada en la zona de San José de la Mariquina (desechos que depositaron finalmente en el río Cruces, protagonizando un escándalo ecológico de inmensas proporciones), pero se encontraron con la firme oposición de las comunidades lafkenches y de los demás habitantes de la zona.
En un día de sol y viento, y para conocer directamente el desarrollo de este conflicto, conversamos con Teresa Nahuelpán, integrante de la comunidad Villa Nahuel y férrea enemiga de Celulosa Arauco. Le pedimos, en primer lugar, que hiciera un resumen de la situación como participante directa: Sigue leyendo

Revista Mingako n°2, Verano 2016

Screen Shot 2016-02-19 at 7.31.50 PM

Estimadxs!

Con mucha alegría compartimos a ustedes la aparición de la segunda edición de la revista Mingako, por la Tierra y la Libertad. En esta oportunidad hemos abordado con mayor complejidad algunas aristas del intenso conflicto por el agua en la región chilena. Aprovechamos la instancia para agradecer la gran acogida que ha tenido el numero anterior, invitándoles, como no, ha reproducir libremente y de la forma que estimen conveniente sus contenidos y discusiones. Saludamos, por último, a todos los esfuerzos, diversos y contradictorios, que en cualquier parte del Orbe, se han desatado con amor y rabia en defensa de la Tierra.

Abrazos fraternos

proyecto.mingako@gmail.com

Descargar aquí: Mingako 2, Verano 2015!

Contenido Revista Mingako 2, Verano 2016.

Defender las aguas hasta las últimas consecuencias/ Dossier Agua: No es sequía es saqueo: la disputa del agua en Chile. Restableciendo el ciclo hidrológico del suelo (1o parte). Dinámicas de poder hídrico en la sociedad del sakeo.
 El agua en el suelo: estrategias para mantener húmeda la tierra. Sección A sembrar Salud y libertad: Cuando el remedio es peor que la enfermedad. Con tierra en las manos
. Recetario disfrutable. Conflictos territoriales: Mehuin sin ducto. 
Algunos conflictos ambientales en el Bío Bío. Verano 2016.
 Aysen: Alto Mañihuales y el arsenico. 
Defendamos nuestros ríos, la problemática del agua en la provincia del Limarí. No a la cantera en Laguna Verde. Colaboraciones: Cooperativas como instrumentos de aprendizaje y libertad No estamos todos, faltan los animales (no humanxs)
¡Ni la tierra ni las mujeres somos territorios de conquista! Higiene y salud en la sociedad de hoy. El relleno de humedales
. Un proyecto inviable, la situación actual de Alto Maipo. Solidaridad: Comunicado público: Comunidades Mapuche de Curacautín ante aprobación de proyecto hidroeléctrico Doña Alicia. 
Comunicado Público: Comunidad Wente Winkul Mapu. Aportes: La mediería, una asociación posible entre el campo y la ciudad. Un camino fuera de la ley
. Ranquil 1934, aquella revuelta olvidada
. Relaves y aluviones en la bahía de Chañaral. Reseñas
. Letras por la tierra.